Microsoft desarrolla un holograma 3D que se puede tocar.

Texto original de JJ Velasco en Alt1040.com

Microsoft tiene una división que se dedica a la experimentación con nuevos sistemas que nos permitan mejorar la interacción entre la gente y sistemas de información, Microsoft Research. Esta división tan especial está a cargo de proyectos tan fantásticos como las lentillas que miden la glucosa de nuestra sangre y que, en un futuro, podrían servir de pantallas que muestren información sobre nuestro ojo o una mesa holográfica que muchos quisiéramos tener. Precisamente, siguiendo la senda de Holodesk, un equipo de Microsoft Research está trabajando en otro proyecto llamado Vermeer que consiste en un sistema holográfico que, por increíble que parezca, se puede “tocar”.

Vermeer es un novedoso display que proyecta, desde una base que se coloca encima de una mesa, una imagen tridimensional que puede ser vista desde cualquier punto situado alrededor del dispositivo sin necesidad de llevar unas gafas 3D o utilizar cualquier otro dispositivo. Salvando las distancias, Vermeer ofrece una imagen tridimensional muy parecida a los hologramas que podemos ver en cualquiera de las míticas películas de la saga Star Wars.

Este dispositivo se basa en la combinación de una ilusión óptica, el mirascope, con una pantalla de luz con los que logran el efecto de un movimiento 3D en el aire a 15 fotogramas por segundo y en el que emulan 192 puntos de vista a la vez, por tanto, lanzan casi 3.000 imágenes por segundo para poder ofrecer 15 fps por cada punto de vista. Además, esta imagen 3D puede tocarse gracias al uso de una cámara de profundidad, como la que utiliza Kinect, que es capaz de captar el movimiento realizado por nuestra mano y trasladarlo a la imagen como si provocásemos una perturbación en ésta.

Y aunque la primera versión de Vermeer utilizaba las cámaras de Kinect (se dispersaban varios Kinect en la habitación para captar el movimiento de los espectadores), la versión actual implementa las cámaras de profundidad en el interior del mirascope para detectar los dedos y, así, perturbar la imagen sin necesidad de tener que desplegar dispositivos adicionales al Vermeer que se tengan que ubicar de manera externa a éste.

Vale la pena verlo en funcionamiento porque, de verdad, es fascinante. Aunque aún estamos muy lejos de los sistemas holográficos de la ciencia-ficción, los chicos de Microsoft Research parece que van por la senda de construir, a este paso, un sistema muy similar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3D, Tendencias y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s