¿Cómo ha cambiado el mundo de los smartphones desde la llegada del iPhone?

Texto Original de Fernando Arcos en Alt1040.com

Entre demandas y rumores por patentes desde y hacia Apple, el tema de la verdadera innovación y creación realizada por la empresa de Cupertino está a discusión, no solo entre aquellos que somos fanáticos de la tecnología, sino de prácticamente todo el mundo.

¿Cuánto ha cambiado el mundo de los smartphones y los dispositivos móviles desde la llegada del iPhone (y iOS) a mediados de 2007? Mucho más de lo que nos imaginamos. De hecho la industria tuvo que transformarse por completo y nació una verdadera revolución en que pasamos de tener “hardware” que hace 5 o 6 cosas a herramientas que hacen cada día más cosas por medio de una pantalla táctil.

1. De “featurephones” a “smartphones”

En 1996, cuando se pensaba en “smartphones”, generalmente venían tres o cuatro cosas a la mente:

  1. Las BlackBerrys, esos móviles en forma de chancleta que veíamos usar a ejecutivos con saco y corbata, políticos estadounidenses o directivos de grandes corporaciones.
  2. La Serie N de Nokia, teléfonos con funciones avanzadas que permitían cosas como grabar video a resoluciones (para su momento) bastante altas. El N90 parecía una cámara de fotos del futuro pasado, el N93 que era un poco de lo mismo y el N95 que en 1997 se convirtió en el “teléfono insignia” de ese año, con fuertes ventas gracias al “efecto halo” de la marca, pero rápidamente eclipsado por las licitantes del sistema operativo (Symbian) y el uso de un teclado numérico (¡imaginen, teclado numérico en un smartphone) para un aparato que supuestamente hacía tantas cosas.
  3. Los Nokia Communicator, otra serie de smartphones de la marca, tenía un teclado completo orientado a la empresa, con una pequeña pantalla panorámica, capacidad de leer emails, navegadores móviles que soportan WAP y HTML básico, procesador de textos, hoja de cálculos y software para presentación.
  4. Las Palm Treo, smartphones con pantalla táctil resistida (se necesitaba un stylus) y teclado completo al que se le podía instalar aplicaciones aunque generalmente había que buscarlas en la web, descargarlas a la computadora, y copiarlas al teléfono por medio de un cable USB. También orientado a la oficina, algunos funcionaban con PalmOS y algunos otros con Windows Mobile PocketPC.

Todos estos dispositivos tenían una clara orientación de uso basada en el hardwareElsoftware era un componente más, de hecho el sistema operativo de todos estos teléfonos eran básicos, lentos, de poquísima actualización y en muchos casos con varios años sin que se reciban funcionalidad nuevas. Durante esas épocas el usar un smartphone era sinónimo de “tengo que trabajar todo el día” con excepción de la Serie N de Nokia que pretendía orientarse hacia el entretenimiento (grabación de vídeos o hasta juegos, ¿recuerdan el N-Gage?).

Más que smartphones eran feature phones, es decir, teléfonos caros, grandes, aparatosos que tenían ciertas características de hardware muy específicas que permitían hacer algunas tareas concretas con supuesta mayor facilidad, pero en la práctica eran lentos, muy difíciles de usar y configurar, acceso a internet casi de broma y para colmo, muy caros.

Apple cambió ese razonamiento de raíz: un dispositivo con pantalla táctil capacitiva, que no necesita un stylus, con un teclado virtual que realmente funciona, con un sistema operativo sumamente poderoso (iOS es basado en OS X) capaz de ejecutar aplicaciones sumamente complejas, una interfaz gráfica realmente fácil de usar, con la posibilidad de usar gestos con varios dedos. Recuerden, esto era en 2007, cuando lo más avanzado disponible en el mercado era …Symbian.

Aunque escépticos al principio (nunca me canso de mostrar el video de Ballmer riéndose del iPhone), la competencia se puso a trabajar en encontrar el iPhone killer, eso movilizó a toda la industria a una transformación profunda a lo que hoy racionalizamos como “dispositivos móviles”:

  • La pantalla es la reina: prácticamente todos los smartphones y tableta tienen grandes pantallas táctiles y el hardware se limite a ser un contenedor y soporte de dicha pantalla
  • El contenido es el rey: para el consumidor lo que más importa es lo que pasa en esa pantalla y encontrar las formas más fáciles de usar ese contenido e interactuar con él. Nacieron AndroidWebOSWindows Phone 7Windows 8, RIM se esfuerza por lograr poner BlackBerry 10 en futuros dispositivos. Todos intentando lograr el objetivo de permitir a los usuarios poder instalar y manipular aplicaciones, datos, acceder a webs de la forma más simple posible.

2. De teclados para escribir emails a pantallas táctiles para hacer cualquier cosa

Antes de la salida del iPhone la industria vendía el mini-teclado físico como uno de los mayores logros para dar paso al uso y manipulación de datos en dispositivos móviles. A mi me recordaba a Microsoft diciéndonos que el futuro había llegado mostrando una pantalla de DOS.

El mini teclado no solo es incómodo, resulta limitante porque quita espacio a la pantalla donde se pueden hacer más cosas. Pero a falta de innovación e intentando “poner en pequeño” la combinación pantalla/teclado de las computadoras de escritorio, vimos durante años smartphone tras smartphone con teclado físico, ¿el problema? el contenido sufre, las aplicaciones sufren y la experiencia del usuario sufre al usar una pantalla recortada por la presencia del teclado físico

Apple cambió este paradigma con el iPhone (y después con el iPad en el mundo de los dispositivos post-PC). Costó tiempo, sobre todo en el ámbito empresarial, pero hoy por hoy es inconcebible la venta de smartphones sin pantallas multi-táctiles de gran tamaño. El único gran fabricante que no se adaptó a los tiempos es RIM y las consecuencias son graves.

Hacer a un lado el teclado físico y enfocarse en el funcionamiento del software dentro de la gran pantalla táctil permitió que lossmartphones pasen de ser simples máquinas para escribir, contestar emails (o mensajes instantáneos) a ser verdaderas herramientas que se adaptan a lo que quiera hacer el consumidor. Hoy con un iPhone o un Android es posible trabajar en una infinidad de ámbitos, tomar y publicar fotos/videos de manera instantánea, consumir contenidos multimedia, interactuar en redes sociales, navegar la web de forma cómoda, contarle al mundo lo que está pasando frente a tus ojos, ir de puntoA a punto B, inclusive usarlo para tocar música. Todo casi al mismo tiempo.

Hay que entender que una persona con un BlackBerry 7250 le resultaba imposible imaginar poder hacer todo lo anterior con el dispositivo que tenía en la mano. Esa misma persona, al día siguiente, después de ver el anuncio del iPhone, entendió inmediatamente que ahora sí es posible.

El anuncio del iPhone en enero de 2007 significó un verdadero cambio radical, un antes y un después en la industria de los móviles.

3. Android

Podríamos discutirlo por semanas, meses o años, pero la realidad es que Android es lo que es hoy debido a AppleiPhone y iOS. Inicialmente un proyecto de sistema operativo móvil de una pequeña compañía llamada Android Inc. fue discretamente adquirida en 2005 por Google para reforzar su presencia en smartphones. Es decir, dos años antes del lanzamiento del primer iPhone, se estaba trabajando en un sistema operativo móvil de grandes capacidades por otras empresas además de Apple.

¿Novedad? No, aunque para muchos sí (no entiendo por que, honestamente). Pero si uno mira las capturas de pantalla de las primeras versiones del sistema operativo entre 2005 y 2007 se parecían muchísimo a las *BlackBerry** y su sistema operativo:

Pero en 2007 todo cambió y la interfaz gráfica aparentemente fue completamente rediseñada pensando en aquello que muchos calificaron como un verdadero disparo en el pie pero que resultó uno de los factores determinantes del cambio de paradigma de lo que es un smartphone: el uso de pantallas táctiles y el dedo como puntero.

Meses más tarde, Android lanzaba sus primeros dispositivos (de la mano de HTC) y se veían así:

Al día de hoy existen aún varias pruebas y, desafortunadamente para Google, problemas causados por las decisiones de diseño del OS y de acuerdos con fabricantes durante los primeros días de vida de Android:

  1. Google no forzó el uso aceleradores gráficos en hardware, ya que consideraba que no eran necesarios. ¿Por qué? Porque una interfaz gráfica similar a Windows Mobile 6 o BlackBerry OS no la necesitan. En el mundo post-iPhone, no solo es necesario, es casi obligatorio. ¿El resultado? Un sin-fin de dispositivos de gama media/baja que no pueden ser actualizados a nuevas versiones porque simplemente “no las aguantan”.
  2. Durante el lanzamiento de Android 3.0 (Honeycomb, la versión para tablets), Google prometió la aceleración por hardware de elementos 2D (una aparente respuesta al uso de OpenGL por parte de Apple) pero las concepciones iniciales de Android son tan limitantes en que esa supuesta aceleración fue imperceptible.

Hoy Android es el sistema operativo móvil más usado más vendido por volumen. Según números de julio 2012, se activan un millón al día, 12 cada segundo. Pero es gracias al iPhone y iOS con su propuesta de interfaz gráfica móvil que Android fue transformado a lo que es hoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Móviles y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s